Foto: Gentileza.

“Rodando Ideas” recibe propuestas hasta el 1º de julio

prensa@innova.news

El concurso “Rodando Ideas” busca soluciones a esta problemática nacional se encuentra en su etapa de cierre de postulaciones. Se premiarán hasta 5 propuestas creativas y tecnológicas con un máximo de 10 mil dólares para cada una.

Las ideas serán recibidas hasta el  próximo 1º de julio para postulaciones AQUI La iniciativa es organizada por el BID y el CIRD, con el apoyo de instituciones públicas y privadas.

Sobre la prevención (antes del siniestro), indican que las propuestas pueden estar dirigidas a:

La generación y aprovechamiento de datos. Existen oportunidades para el desarrollo de herramientas o sistemas que permitan recolectar de manera regular y coordinada información relacionada con el georreferenciamiento de la ocurrencia de siniestros, caminos e intersecciones de mayor riesgo, rutas seguras para motocicletas, entre muchos otros datos.

Aprendizaje para la obtención de licencias. Tener una licencia para conducir una moto debe ser una prueba legítima del conocimiento de las normativas de tránsito, así como de las capacidades y habilidades de una persona para manejar este vehículo.¿Cómo se podría apoyar o mejorar la capacitación, la práctica para los exámenes (teórico-prácticos) y su implementación?

Información y educación para la prevención. ¿Con qué actividades, herramientas, materiales o plataformas se puede informar y capacitar mejor a la sociedad y a los actores de la vía? Los niños, jóvenes y los propios motociclistas pueden jugar un papel clave.

Aspectos técnicos y verificaciones periódicas. Los motociclistas constantemente olvidan o ignoran su mantenimiento y verificación periódica, o incluso realizan modificaciones estéticas y mecánicas a la moto sin el apropiado conocimiento.

Apoyo al control y la fiscalización. El rol de la sociedad civil puede ser fundamental en el apoyo al control y fiscalización de motocicletas.

Sobre la lesión y protección (durante el siniestro), las propuestas pueden estar orientadas a:

Factores de prevención del vehículo (seguridad activa). Suelen ser elementos que normalmente debieran venir de fábrica, como espejos, luces, presión de neumáticos, sistemas de suspensión, entre otros. Muchas veces son alterados por los conductores y no se revisan periódicamente.

Factores protectores (seguridad pasiva). Son aquellos que pueden proteger al conductor en caso de choque y son clave para salvar vidas y reducir la gravedad de las lesiones. Por ejemplo: un casco adecuado y estandarizado, ropa, chalecos, airbag, chaquetas, guantes, calzados, etc.

Entorno seguro. El diseño y los elementos de la vía son sumamente importantes para evitar una colisión. Además, en caso de choque, estructuras de la vía (como las barreras de protección/contención) podrían evitar la muerte y disminuir las lesiones severas. ¿Qué diseños y mecanismos pueden mejorar la seguridad del entorno por donde las motocicletas transitan?

contenido-1

Sobre la reducción de las consecuencias (después), esperan proyectos que tengan en cuenta:

Atención inmediata y efectiva. ¿Qué ideas pueden mejorar los tiempos y la calidad de la atención, así como el direccionamiento oportuno de las víctimas a un centro hospitalario apropiado?

Alertas para situaciones remotas. Existen casos de siniestros de tránsito de motocicletas en los que por el horario o el entorno (ámbito rural, zona urbana no frecuentada, etc.) difícilmente hay personas que puedan denunciar el hecho, por lo que mecanismos de activación automática en caso de impacto podrían ser de gran ayuda a lesionados inconscientes.

Seguimiento de lesionados. Una vez que los motociclistas lesionados en el tránsito son trasladados y atendidos, es importante que sus registros se mantengan a lo largo del proceso. ¿Qué herramientas permitirían dar un correcto seguimiento de la problemática y sus víctimas?

Hay tiempo hasta el 1 de julio para presentar las propuestas en www.ilabparaguay.org  Rodando Ideas un certamen organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de su iniciativa “I-Lab Paraguay”, en conjunto con la Fundación Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD), en el marco de su proyecto “Promoción de la Economía Creativa en Paraguay”, financiado por del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN-BID).

Como aliados y colaboradores se encuentran instituciones públicas y privadas del país, como la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, la Secretaría Nacional de Tecnologías de Información y Comunicación, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Secretaría Técnica de Planificación, la Secretaría Nacional de Juventud y la Federación de Industrias Creativas del Paraguay.

Comentarios