Foto: Tecnolatinos

Las ventajas de usar “la nube” informática: seguridad y copia de almacenamiento

prensa@innova.news

Actualmente grandes soluciones de informática pasan por la “nube” o “cloud computing”. Se trata de un servicio que funciona a través de internet, donde permite guardar información en general.

La computación en la nube consiste mover parte del trabajo desde tu equipo o red de equipos locales a servidores remotos.

Estos servidores almacenan los datos y programas que necesitas para trabajar, de manera que es posible acceder a ellos desde cualquier dispositivo conectado a internet en cualquier parte del mundo.

Para entender mejor de cómo funciona la nube, resulta necesario  tener en cuenta el sistema de la nube en dos partes, el frond end y como back end.

Para que el sistema funcione, las dos partes deben estar necesariamente conectadas  entre sí a internet. Al pensar en el front end tenemos el ordenador o red de ordenadores del usuario final y el programa que usa para acceder a la nube.

En el caso de back end, se entiende como los ordenadores, servicios y sistemas de almacenamientos de datos  que conforman la nube.

Cada aplicación normalmente cuenta con su propio servidor. Un servidor central se encarga de controlar el tráfico para asegurarse de que todo esté funcionando correctamente y que las necesidades de los clientes queden satisfechas.

Una de las grandes ventajas de trabajar en la nube para con las empresas, es que permite reducir los costes de hardware por parte de la empresa. De esta manera no sería más necesario contar con ordenadores locales con más memorias, porque la información ya no estaría almacenada en ellos sino estaría en los servicios que conforman la nube.

A nivel de software, trabajar en la nube también es muy rentable. Anteriormente, cuando una empresa necesitaba usar un programa determinado debía instalar una copia del mismo en todos los ordenadores, lo cual implicaba costes de licencias y tiempo.

En la actualidad con la nube, los empleados pueden acceder al software en la nube desde donde estén.

Existen en total tres tipos de aplicaciones de nube. La nubes públicas que es de uso global, están las nubes privadas, las cuales son orientadas a soluciones corporativas y por último se encuentran las nubes híbridas que son una mezcla de las nubes públicas y privadas.

Comentarios