okimo3

La innovadora del año diagnosticará problemas visuales en 500 niños con su software

La plataforma para detectar y hacer el tratamiento de enfermedades oftalmológicas llamada Okimo, le valió a Gabriela Galilea ser premiada por su creatividad y convertirse así en la “Innovadora del año” por el Instituto Tecnológico de Massachussets.

La herramienta digital estará disponible en su nueva versión para finales de este año tanto en el idioma español como inglés. La plataforma se está usando actualmente en Inglaterra, España y Filipinas y en un futuro se instalaría en 34 clínicas de Alemania, Australia, Italia y Holanda en cuando sea traducido en sus idiomas correspondientes.

Galilea alega que luego del galardón recibido tuvo apoyo importante en el mercado local. Al respecto dijo que gracias a la donación de dos agropecuarias nacionales van a estar realizando una campaña de diagnóstico preventivo de problemas visuales que afectan la lectura de 500 niños. El trabajo se realizará en Caacupé en alianza estratégica con la Fundación Paraguay Educa.

“Con esto podemos decir que sí hay un compromiso de empresarios locales en apoyar la educación y la innovación. Me gustaría invitar a mas empresarios o personas particulares que estén interesados en aportar para llegar a más niños e ingresar a Okimo para hacerlo”, señaló. Un formulario será habilitado en el portal para quienes desean colaborar.

La emprendedora dijo que tambien están conversando con oftalmólogos y clínicas privadas para que tengan el servicio disponible para pacientes privados desde el año que viene. Abrió la invitación a los que estén interesados en contar con el software en su consultorio, de manera a que le escriban a gabriela@okimo.co

A través de “Innovadores menores de 35”, un galardón destinado a emprendedores tecnológicos que destacan el interés e impacto social, Gabriela pudo dar destaque a su novedosa herramienta en la que se encuentra trabajando hace unos meses.

Diagnosticar problemas visuales con una plataforma web

La plataforma Okimo es una aplicación de escritorio que funciona con cualquier notebook o tablet Windows y para poder operar necesita de un sensor. Una vez obtenido el aparato, es conectado al navegador, se descarga la aplicación de Okimo y puede utilizarse para diagnosticar problemas de movimiento de los ojos.

La idea de esta avanzada herramienta para la salud surge desde la experiencia misma de Gabriela que desde la niñez sufrió de estrabismo. “Cuando era una niña me habían diagnosticado que uno de mis ojos no estaba alineado, los músculos de mi ojo izquierdo son débiles entonces hacen que el ojo no se mueva bien”, manifestó. Además de las visitas constantes al oftalmólogo y los ejercicios ópticos que resultaban ser los mismos sin sentir los resultados del tratamiento, la impulsaron a desarrollarlo de una forma efectiva y divertida hasta para los niños.

Okimo es una palabra compuesta de dos palabras italianas (occhio) que hace referencia a los ojos y (mozione) viene de movimiento ya que busca medir los movimientos de ambos ojos y ver si están normales. Si no es el caso, hacen las terapias para poder medir si el movimiento va mejorando; esa es la razón del nombre asignado que hace alusión al movimiento de los ojos.

“En líneas generales a Paraguay le falta mucho con respecto a otros países pero si me sorprendió el hecho de que cuando me fui a Italia hace dos años no habían concursos ni programas y tampoco nadie sabía siquiera que eran los startups pero dos años después ha mejorado la calidad de los proyectos con muchas ideas pero aún con poca visión global ya que hay muchos copys cats de lo que ya se está haciendo en otro lado; hay que seguir insistiendo en formar a nuestros innovadores y empujarles a apuntar más alto a competir con el mundo”, concluyó.

La joven es abogada especializada en acceso a mercados internacionales e inversiones. Para realizar esta herramienta obtuvo una inversión de optometristas ingleses y la de un inversor uruguayo.

Comentarios