Opta por herramientas digitales para prevenir la violencia contra las mujeres

Fundación Capital opta por herramientas digitales para prevenir la violencia contra las mujeres

prensa@innova.news

La violencia de género es una de las principales violaciones de derechos humanos a nivel mundial, con alto impacto social y económico, en la salud física y mental dentro de la sociedad y que se origina principalmente de la desigualdad entre mujeres y hombres. En este sentido, Fundación Capital busca innovar con herramientas digitales para la educación en cuanto a prevención y detección temprana de violencia contra las mujeres. 

“Hemos trabajado en un aplicativo digital llamado IgualdApp, que está siendo probado por mujeres participantes del Programa Abrazo del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia desde octubre”, anunció Laura Morínigo, Coordinadora de Proyectos de Fundación Capital Paraguay. “Esta aplicación para teléfonos móviles proporciona contenidos para que las personas identifiquen situaciones desiguales, discriminatorias y los diferentes tipos de violencias que tienen consecuencias negativas en los proyectos de vida de las mujeres, niñas y sus familias”, explicó Morínigo.

En términos de prevención de la violencia contra las mujeres, Fundación Capital incorpora un enfoque integral de género en las iniciativas y proyectos de forma concreta.

“Apostamos a la formación y al acceso a la información de manera clara y sencilla, innovando en la forma de llegada, a través del canal o la tecnología utilizada por la población a la que queremos llegar, principalmente el teléfono móvil.  En cuanto a contenido, abordamos en positivo la educación en igualdad, la crianza respetuosa, compartida y sin violencia; la prevención de la violencia contra las mujeres, la prevención del abuso sexual en niños, niñas y adolescentes y la prevención de la violencia en salud sexual y reproductiva”, añadió.

En forma paralela al aplicativo IgualdApp, la organización impulsa una campaña de formación a través de WhatsApp: Añua Virtual, donde Luci Kyre’ỹ, el personaje ficticio creado en este contexto de pandemia para el Programa Abrazo, facilita información institucional, útil, de calidad y en lenguaje sencillo.

Los mensajes son difundidos a través de videos cortos, audios y gráficas principalmente enviados vía WhatsApp de manera directa y brindando respuestas personalizadas. Asimismo, Fundación Capital empezó la implementación de Con-Héctor, un asistente virtual o chatbot a través de WhatsApp, que presenta temas informativos de interés, tales como convivencia en el hogar y con la pareja, salud financiera, emprendimientos, nutrición y salud mental, entre otros, con un enfoque de prevención de la violencia de género.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi un tercio de las mujeres en el mundo ha sufrido algún tipo de violencia física y/o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida. En Paraguay, el Observatorio del Ministerio de la Mujer registró 37 feminicidios durante el 2019, 59 en el 2018 y 53 en el 2017, ocurriendo en su mayoría en áreas urbanas y teniendo como principales agresores a la pareja actual o exparejas; el rango de edad en el cual ocurren con mayor frecuencia es de 21 a 40 años (82% de los casos) y, tanto para el 2018 y el 2019, se observó que el 95% de los feminicidios ocurrió en estratos económicos vulnerables, pobreza o pobreza extrema.

Violencia de género y pandemia

Por otro lado, en el marco de la pandemia del COVID-19, que ha obligado a tomar medidas de prevención para evitar el contagio masivo, como el aislamiento social, se identificaron mayores niveles de violencia contra las mujeres en gran parte del mundo, teniendo en cuenta que las mujeres se encuentran con muchas limitaciones para salir del hogar o buscar ayuda. “En lo que va del 2020, los datos oficiales recogen 24 casos de feminicidios en el país. Además, las medidas de cuarentena pueden generar mayores riesgos para las víctimas. Por ejemplo, al estar encerradas con el victimario más tiempo de lo usual, no tienen posibilidad de salir a denunciar, no pueden recurrir a centros de atención, no pueden utilizar su celular para pedir ayuda o denunciar, entre otros”, refirió Morínigo.

La violencia también impacta en altos costos para las economías de los países, afectando al estado y empresas privadas. En Paraguay, un estudio determinó que la violencia contra las mujeres en pareja resulta en un costo de aproximadamente USD 1450 millones, lo que equivale a 5,1 % del PIB”, reflexionó Morínigo. Además, la incertidumbre ante la pandemia y la crisis económica que acarrea puede generar altos niveles de estrés y ansiedad lo cual exacerba situaciones de violencia en el hogar. Así también, la pérdida de ingresos y el desempleo afecta a las mujeres en mayor grado dado que ellas conforman un alto porcentaje del sector cuentapropista, el cual se encuentra fuera de la protección social y dentro de la informalidad, lo que puede profundizar la falta de búsqueda de ayuda por no contar con seguridad económica propia.

En este contexto, Fundación Capital busca seguir instalando, de forma concreta y práctica, conceptos y enfoques de un tratamiento integral a la violencia de género en todas sus formas. “Esto debe ir más allá de promover un mayor acceso a los recursos y mejorar los resultados económicos para las mujeres; debemos desafiar las dinámicas de poder dentro del hogar y la comunidad de manera que nos permitan generar un ambiente de convivencia sana y respetuosa para todos”, concluyó.

Fundación Capital 

Es una organización internacional de desarrollo, líder desde hace 10 años en facilitar procesos de adaptación, diseño e implementación de modelos innovadores de reducción de pobreza.

Colaborando con gobiernos y el sector privado, Fundación Capital construye Ciudadanía Económica en conjunto con las personas, para mejorar su calidad de vida. Lo hace innovando en soluciones que buscan empoderar a las personas para superar situaciones de pobreza, ser incluidos en el sistema financiero y mejorar sus posibilidades de generación de ingresos, de producción y su calidad de vida.

Comentarios