Foto: Clan WorkClub

El Clan: “No hay una fórmula para lograr el éxito, es pura determinación y perseverancia”

prensa@innova.news

En el primer aniversario de El Clan WorkClub, Thalía Mora, emprendedora de este espacio de oficinas compartidas, nos detalla sobre su experiencia y aprendizaje durante estos 12 meses de llevar adelante esta filosofía de trabajo.

“No hay frase cliché ni libros que te den la fórmula del éxito; es pura experiencia, tropezón y caída, determinación y perseverancia que solo aprendés al pasar por esto todos los días, de remarla sin decaer”, fueron las palabras que describen el resumen que hizo la joven emprendedora.

El coworking es una práctica que se extendió muy deprisa entre los freelance en el norte del continente americano y también por toda Europa. Mismo concepto es el que adopotó Thaly y lo puso en practica en el país además de realizar cursos para fomentar conocimientos a los emprendedores.

La agencia Kumandá es el eje principal de las clases impartidas en el Clan, fuerza motor de tecnología y conector entre coworker y empresas. “Se alinea de nuevo a la filosofía de la colaboración y al darnos la plataforma de docentes para los cursos que también desarrollamos, son profesionales con amplía experiencia. El espíritu de las clases es que siempre sea práctica y útil”, indicó Thalía.

Capacitar por encima de lucrar.

El objetivo es brindar una herramienta más a aquellas personas que deseen prepararse más allá del fin de lucrar, según el espíritu que emprendió Thaly con este negocio. “Responde mucho más a una cuestión social, de ser útil que a una cuestión lucrativa por eso nuestros precios son diferenciados a cualquiera del mercado, buscamos que las personas y emprendedores ya no tengan como excusa el precio para capacitarse”, indica la fundadora del Clan.

Es el primer año lleno de experiencias, aprendizajes y trabajo en conjunto en el Clan WorkClub. “Se siente mejor batallar y luchar por lo propio, de que te paguen por luchar por sueños ajenos, si no que luches por tus propios sueños“, fueron las palabras de la emprendedora en el final de su reflexión.

Comentarios