La situación incómoda que pasamos desde todo punto de vista: desde lo afectivo, escolar, deportivo y en lo laboral a causa de la pandemia, hizo que la vida de todos cambie, haya un antes y un después y ya no se pueda trabajar de la misma forma como antes, según cuenta Marina Abraham, directora de Login, del Grupo OLAM. Comentó que esta nueva forma de vivir, implica un nuevo escenario, al que hay que encarar con una nueva dinámica de trabajo y sobre todo, con una mirada de optimismo.
Consideró que la organización es uno de los factores clave dentro de la estrategia de la empresa para hacer frente a la situación de pandemia.
Esto teniendo en cuenta que el paradigma del trabajo cambió. “Antes veíamos a las personas y podíamos saber si estaba trabajando. En nuestro caso, en la alta gerencia hemos delineado un marco de trabajo con objetivos, tareas y compromisos a ser cumplidos de manera a que podamos seguir con las tareas”, comentó.
En ese sentido desde la empresa han diseñado una estrategia con reglas y herramientas de trabajo, entre los que se incluye el Teams de Microsoft donde todos reportan sus avances, si están disponibles y donde se plantean las reuniones generales para informar sobre novedades, reglas de trabajo o bien, reuniones específicas sobre proyectos de los clientes.
Nuevo marco de trabajo
En este nuevo desafío que nos toca, el espíritu de trabajo en equipo es muy relevante según la directiva. “Nosotros estábamos preparados para esto, por la forma de trabajo que ya veníamos impulsando. Hoy internamente estamos todos interactuando, lo que cambió es que los colaboradores en vez de preguntarnos si estamos disponibles, saben que estamos todos en línea y a un mensaje de distancia. Los meses que pasaron también fueron de mucha capacitación para los clientes, no solo sobre las diversas soluciones con las que contamos, sino sobre las tendencias que se están dando”, comentó Abraham.
“Muchas herramientas han tenido un gran impulso, esto aceleró las necesidades de digitalizarse, conocer al cliente y mejorar la atención en el servicio digital, que se convirtió en necesidad” según la directora de Login. Esta tendencia de distanciamiento físico, no obstante sirvió para adoptar nuevos hábitos, y un repunte en el interés en soluciones como el CRM, las distintas apps con sus soluciones empresariales y en tecnologías como el Power BI, expresó.
A partir de ahora estas empresas se suman a un proceso de transición digital donde deben culturalizarse con estos servicios y donde si la alta gerencia no acompaña, no prosperan los resultados.
Panorama optimista
La directora del Grupo OLAM expresó que a pesar de todo lo trágico, hay que ver también el lado positivo y la enseñanza que nos deja toda esta situación que nos aqueja. “Nos alejó físicamente, sin embargo la tecnología nos acercó un montón y debemos valorar que mientras nosotros tenemos demasiadas herramientas para estar mucho más cerca y seguir conectados, tenemos la bendición de continuar trabajando a diferencia por ejemplo de mis abuelos que tuvieron que desconectarse totalmente de sus familias y escapar en su momento  de los nazis”.
Comentarios